Funciones del Celador: Estatuto Personal No Sanitario Explicado

28/03/2023

Tabla de contenidos

El celador es un profesional que desempeña un papel fundamental en el ámbito sanitario, ya que se encarga de realizar diversas tareas que contribuyen al buen funcionamiento de los servicios de salud. A pesar de que su labor no está directamente relacionada con la atención médica, su trabajo es esencial para garantizar la comodidad y seguridad de los pacientes, así como para facilitar el trabajo del personal sanitario. En este artículo, se explicarán las funciones del celador y se detallará su estatuto personal no sanitario.

Descubre las importantes funciones que desempeñan los celadores en el ámbito sanitario

Los celadores son profesionales que desempeñan un papel fundamental en el ámbito sanitario. Su labor es esencial para garantizar el correcto funcionamiento de los centros de salud y hospitales.

Entre las funciones que desempeñan los celadores, se encuentran:

  • Traslado de pacientes: los celadores son los encargados de trasladar a los pacientes de un lugar a otro dentro del centro sanitario. Esto incluye llevarlos a las consultas, pruebas médicas, quirófanos, entre otros.
  • Mantenimiento del orden y la limpieza: los celadores también tienen la responsabilidad de mantener el orden y la limpieza en las áreas comunes del centro sanitario.
  • Apoyo al personal sanitario: los celadores colaboran con el personal sanitario en la realización de diversas tareas, como la preparación de material médico o la ayuda en la movilización de pacientes.
  • Control de accesos: los celadores son los encargados de controlar el acceso de personas a las diferentes áreas del centro sanitario.

En definitiva, los celadores son una pieza clave en el correcto funcionamiento de los centros sanitarios. Su labor es fundamental para garantizar la comodidad y seguridad de los pacientes, así como para facilitar el trabajo del personal sanitario.

La función del celador en el cuidado de animales de laboratorio según el Estatuto del personal no sanitario

El Estatuto del personal no sanitario establece que el celador es el encargado de realizar labores de mantenimiento y limpieza en las instalaciones donde se encuentran los animales de laboratorio.

Además, el celador debe asegurarse de que las condiciones de vida de los animales sean adecuadas y cumplir con las normas de seguridad e higiene establecidas.

Es importante destacar que el celador no tiene responsabilidades en cuanto al manejo o experimentación con los animales, ya que esto es tarea exclusiva del personal especializado en investigación.

El celador debe estar capacitado para reconocer signos de enfermedad o estrés en los animales y reportarlos al personal encargado de su cuidado.

En resumen, la función del celador en el cuidado de animales de laboratorio es fundamental para garantizar el bienestar de los animales y el correcto funcionamiento de las instalaciones.

Desgranando el artículo 14.2 del Estatuto del celador: ¿cuántas funciones específicas se incluyen?

El artículo 14.2 del Estatuto del celador establece una serie de funciones específicas que deben ser llevadas a cabo por los profesionales de este sector.

En total, se incluyen diez funciones que van desde la colaboración con el personal sanitario hasta la realización de tareas administrativas.

Entre las funciones específicas se encuentran la movilización de pacientes, la limpieza y desinfección de material, la colaboración en la realización de pruebas diagnósticas y la atención al paciente y a sus familiares.

Además, el artículo también establece que el celador debe colaborar en la vigilancia y mantenimiento de las instalaciones, realizar el traslado de documentos y objetos y colaborar en la organización de los servicios.

En definitiva, el artículo 14.2 del Estatuto del celador establece una serie de funciones específicas que son esenciales para el correcto funcionamiento de los servicios sanitarios.

Descubre dónde se establecen las responsabilidades del celador en el ámbito sanitario

El celador es un profesional que desempeña un papel fundamental en el ámbito sanitario, ya que se encarga de realizar diversas tareas que contribuyen al buen funcionamiento de los servicios de salud.

Las responsabilidades del celador en el ámbito sanitario se establecen en diferentes normativas y protocolos que regulan su trabajo. Por ejemplo, en el Real Decreto 521/1987 se establecen las funciones del celador en los centros sanitarios públicos.

Entre las tareas que puede realizar un celador se encuentran el traslado de pacientes, la limpieza y mantenimiento de las instalaciones, la gestión de material y suministros, la colaboración en la realización de pruebas diagnósticas, entre otras.

Es importante destacar que el celador debe cumplir con las normas de seguridad e higiene establecidas en el ámbito sanitario, así como mantener una actitud respetuosa y empática hacia los pacientes y sus familiares.

En conclusión, el papel del celador en el ámbito sanitario es fundamental para garantizar el bienestar de los pacientes y el correcto funcionamiento de los centros de salud. Esperamos que este artículo haya sido de utilidad para comprender mejor las funciones y responsabilidades de este estatuto personal no sanitario.

Si tienes alguna duda o comentario, no dudes en hacérnoslo saber en la sección de comentarios. ¡Gracias por leernos!

Hasta la próxima.

Tal vez te interese:   Descubre las mejores salidas profesionales para graduados en ADE
Subir